Debe estar conectado para participar
Buscar en los foros:


 






Uso de Comodín:
*    coincide cualquier número de caracteres
%    coincide exactamente un caracter

Lectura interezante

No hay Etiquetas
Entrada
Extreme Level

jorge yubran

entradas: 1621

10:17 03/02/2008

1

Potencia Necesaria del Amplificador.

¿ Es realmente importante la potencia del amplificador que se va a asociar y si esto es correcto, cuánta potencia es necesaria para extraer lo mejor de nuestros parlantes ?. En oposición a lo que la mayoría de la gente espera, no es fácil responder a esta pregunta ya que para hacerlo es preciso considerar no sólo la sensibilidad del parlante sino también otros factores.

o primero que se debe considerar es que la calidad del sonido por lo regular es mucho más importante que la cantidad del mismo. Puede haber grandes diferencias en el rendimiento sonoro de dos amplificadores de la misma potencia, y un amplificador con menor potencia puede sonar más que un amplificador de gran potencia. Casi todos estarán contentos con un amplificador de 50 watt de alta calidad sonora, que con uno de 200 watt con una calidad sonora mediocre. Por esta razón, creemos que para tomar una decisión sobre su amplificador no hay mejor cosa que escuchar.

Es importante tener suficiente potencia para reproducir en el nivel de volumen que usted desee, sin distorsión. Si usted hace funcionar los parlantes a un volumen superior al volumen que el amplificador puede reproducir claramente, éste último producirá una distorsión por sobrecarga (limitación de amplitud). El sonido se volverá comprimido, forzado y, en casos extremos, obviamente distorsionado. De hecho, la distorsión es energía adicional no musical y debido a que se concentra en la región de alta frecuencia en donde el parlante es menos capaz de manejarla, la bobina móvil del parlante de agudos puede llegar a quemarse en casos extremos. El daño en el impulsor por lo general es el resultado de tener una potencia inadecuada más que por tener demasiada. Si su equipo no reproduce el sonido tan fuerte como usted quisiera sin distorsionarse, usted necesita un amplificador de mayor potencia.

Hay por lo menos tres factores de igual importancia que determinan cuánta potencia se necesita para una situación determinada. Estos son, en orden de importancia:

1. El nivel de volumen deseado
2. La sensibilidad del parlante
3. El tamaño de la habitación

Cada uno de estos factores puede crear una diferencia de 10 a 1 en la potencia requerida.
En el mundo real, si los tres factores se promedian, se requieren aproximadamente 50 watt/canal. Cada factor puede elevar o reducir esta cantidad por un factor de aproximadamente 3. Los valores promedio para cada uno son:
- un nivel de volumen de 88dB SPL
- sensibilidad del parlante de 87dB/W-m
- un tamaño de habitación de 81 metros cúbicos

El primer factor es el más difícil de analizar o determinar de forma objetiva. Hay diferentes opiniones sobre qué significa "fuerte". Algunas personas no desean reproducir música sobrepasando un nivel de presión del sonido de 88dB y otras no desean reproducir música por debajo de los 88dB. Por lo regular, quienes desean escuchar únicamente a bajos niveles pueden reducir la potencia por un factor de 2. Aquellos que gustan de escuchar música muy fuerte, incluso si sólo lo hacen ocasionalmente, deberán incrementar la potencia 2 veces o más.

Un parlante con una sensibilidad menor a 84dB/W-m requerirá dos veces la potencia de un parlante de 87dB y uno con un nivel mayor a 90dB/W-m requerirá únicamente la mitad de la potencia de un parlante convencional. Por lo general, la alta sensibilidad se puede obtener únicamente sacrificando la calidad sonora; son muy pocos los parlantes que proporcionan un nivel muy alto en ambos casos.

Una habitación pequeña necesitará menos potencia para un nivel de volumen específico, que una habitación grande. Una habitación muy pequeña de 27 metros cúbicos , 3.3 metros x 3.3 metros con un cielo raso de 2.4 m , por lo regular necesitará únicamente la mitad de la potencia de una habitación promedio. Una habitación grande de 162 metros cúbicos (6 metros x 9 metros con un cielo raso de 3 m ). Si la habitación para escuchar se encuentra conectada con otra habitación mediante un área grande abierta, la potencia requerida se incrementará, pero no en la cantidad de volumen combinado de la habitación. Si la habitación tiene un cielo raso o plafón con paneles de peso ligero, el cielo raso será casi transparente desde el punto de vista acústico. En este caso, deberá sumarse el espacio que está por arriba del cielo raso. Si los paneles son pesados funcionarán más como un cielo raso sólido.

Tomando en cuenta todo esto, una persona que gusta de reproducir música únicamente a niveles bajos, tiene una habitación pequeña y posee dos parlantes con buena sensibilidad, puede obtener el rendimiento deseado con tan solo 20 watt; mientras que una persona que algunas veces le gusta reproducir música muy fuerte, tiene parlantes de baja sensibilidad y una habitación grande, puede necesitar 300 watt o más.

Además, recuerde que la fuerza con la que su equipo reproduce no tiene nada que ver con la posición de la perilla del volumen. Los componentes fuente, como por ejemplo los reproductores de discos compactos y de cintas, así como las grabaciones, pueden tener diferentes niveles de salida. Esto significa que para lograr el mismo nivel de volumen para cada fuente, quizás sea necesario colocar el control de volumen de su preamplificador en una posición diferente para cada fuente. Por ejemplo, cuando algunos reproductores de discos compactos con salida alta se utilizan con amplificadores de baja potencia, la potencia máxima se puede lograr con la perilla de volumen colocada apenas en 4, en una escala de 10.

Cómo colocar los parlantes para obtener el mejor rendimiento.

La mayoría de los parlantes se escuchan mejor si se sitúan alejados a una buena distancia de las paredes. Tal colocación optimiza la reproducción de imágenes y la profundidad espacial y los timbres musicales se reproducen con la mínima coloración. Esto se debe a que dicha ubicación permite que el sonido inicial proveniente del parlante se separe de forma distintiva en tiempo del sonido secundario reflejado por las paredes. Si las reflexiones se escuchan demasiado rápido después del sonido primario su cerebro tiende a interpretarlas como parte del sonido inicial, ocasionando la alteración del timbre percibido así como la confusión de las características del entorno.

En una situación ideal el sonido reflejado no llega al oyente sino 10 milisegundos (mS) después del sonido directo. 10 mS es tiempo suficiente para que su cerebro complete el análisis de las características del sonido primario sin confundirse por las primeras reflexiones . Debido a que la velocidad del sonido es (aproximadamente) de 30 cm por mS, los parlantes tendrán que estar a aproximadamente 1.5 metros de la pared más cercana para lograr el retraso ideal de 10 mS (5 ms hacia la pared y 5 más para regresar). Sin embargo, los retrasos menores a 10 mS todavía darán buenos resultados siempre y cuando el retraso sea de por lo menos 4 mS. Considerando esto, la mayoría de los parlantes sonarán mejor si se sitúan a por lo menos 30 cm de la pared trasera y a 90 cm de la pared lateral, y el sonido mejorará todavía más si se sitúan más lejos. De forma ideal, nos gusta colocar los parlantes a 90 cm de la pared trasera y a 1.5 m de la pared lateral Si usted experimenta, notará un mejoría mayor en la apertura sonora cuando los parlantes se encuentran a 60 cm de la pared trasera en vez de a 30 cm. También, no es recomendable colocar objetos grandes cerca o entre los parlantes ya que estos también serán una fuente de reflexiones primarias no deseadas que reducen la exactitud de la reproducción de imágenes.

Como regla general, preferimos la reproducción de imágenes que se obtiene cuando los parlantes se sitúan apuntando directamente hacia el frente. Esta colocación produce el sonido de grabación más amplio y natural. Sin embargo, al hacer converger los parlantes de cierta manera puede producirse una colocación más específica de los instrumentos. Del mismo modo, si no es posible colocar los parlantes a suficiente distancia de las paredes laterales, una posición convergente puede ayudar a reducir la intensidad de las reflexiones provenientes de éstas. Otra ventaja de colocar de forma convergente los parlantes es que se amplía el área de sonido logrando una buena reproducción de imagen, ya que un oyente que está colocado más hacia un lado, fuera de centro, escuchará el parlante más lejano más dentro del eje (y por lo tanto más fuerte) y al parlante más cercano más fuera del eje (y por lo tanto más débil).

Otro aspecto del rendimiento del parlante que se ve afectado por la colocación es la respuesta de graves. En general, cuando un parlante se encuentra cerca de una pared, la respuesta de graves es más fuerte. Colocar el parlante en una esquina la hará mucho más fuerte. Para lograr un grave balanceado de forma adecuada, es necesario que el parlante se utilice en el ambiente para el cual se diseñó. Algunos parlantes se diseñaron para colocarse en contra de una pared o en la esquina y deberán proporcionar el mejor balance en estas colocaciones. Sin embargo, creemos que estos diseños presentan una limitación inherente en su habilidad para producir un timbre y una información espacial exactas, debido a las reflexiones primarias de la pared.

La posición de los parlantes deberá ser tal que se forme más o menos un triángulo equilátero con el oyente, aunque esto dependerá de la extensión de la habitación. Una habitación estrecha necesitará una colocación más cercana. Si el cuarto es lo suficientemente amplio, el espacio ideal es por lo regular de 3 metros (10 pies) de distancia.

Todos los aspectos de la colocación del parlante dependen de la habitación en particular. Debido a que cada habitación es diferente, no se pueden proporcionar reglas estrictas y es necesario experimentar para lograr los mejores resultados.

No me pregunten de donde saque esto porque ni idea, es un texto que tenia colgado y lo reencontre hoy.
Saludos.