Debe estar conectado para participar
Buscar en los foros:


 






Uso de Comodín:
*    coincide cualquier número de caracteres
%    coincide exactamente un caracter

como eleguir un HI-FI para el hogar

No hay Etiquetas
Entrada
Extreme Level

jorge yubran

entradas: 1621

04:04 06/01/2008

1

Me parecio interezante esto que lei, nada del otro mundo, pero sirve para tener en cuenta algunas cosas a la hora de eleguir.

La alta fidelidad (High-Fidelity) se refiere a los componentes de audio separados (módulo amplificador, CD player, Cassette deck, sintoamplificador AM-FM, baffles) de alta calidad de sonido.
Por eso los minicomponentes no están incluídos en esta sección, ya que salvo honrosas excepciones (algunos modelos más grandes que generalmente son más caros que un equipo Hi-Fi) no presentan ni buena calidad de sonido ni de construcción.
Justamente en ser módulos reside una de sus grandes ventajas: podemos formar un excelente equipo de audio (y al mismo precio) si elegimos de cada marca lo mejor. Por ejemplo, un buen equipo chico seria: sintoamplificador YAMAHA, compact disc SONY, doble casetera JVC, baffles BREL & HOVEN, y cables AUDIOQUEST y luego ir mejorándolo, cambiando sólo el componente que consideramos que hay que actualizar.
Desde ya todos los componentes son compatibles entre sí, y lo único en que hay que fijarse es que la potencia del amplificador sea igual o menor que la potencia tolerada por los baffles.
En la compra e instalación de un equipo de audio entran en juego algunas reglas:
1º) el tamaño de la sala
2º) la acústica del lugar
3º) el tipo de música (el rock necesita más potencia que la música clásica)
4º) su presupuesto
5º) la posibilidad de ir mejorándolo por partes (cambiar el amplificador por otro mejor más adelante, por ejemplo)
6º) el uso que se le va a dar (música solamente, Home Theater o funcional en toda la casa)

Por eso antes de poner manos a la obra hay que tener en cuenta lo siguiente:

ECUALIZADORES (gráficos o paramétricos): no son necesarios en un buen equipo (léase: el que tiene un buen sonido), ya que en éstos no le falta respuesta en graves ni en agudos, y son parejos en la zona media (de hecho los equipos mediocres –salvo excepciones- tienen ecualizadores incluídos ya que su sonido es muy pobre). Un ecualizador no puede agregar detalles ni definición a la música. Si éste no es definido, el ecualizador resalta el sonido "retumbante" en graves y agudos "metálicos". Por lo tanto, es mejor cambiar el componente que no suena como corresponde en vez de agregar un ecualizador.

POTENCIA: no siempre un amplificador de más potencia (RMS o real) suena más fuerte (y, por supuesto, no implica más definición). De hecho es más importante la calidad de construcción y su definición sonora que la potencia final (por ejemplo, un amplificador AMC de 50W por canal llega a mayor volumen –y con mejor sonido también- que un sintoamplificador TECHNICS de 150W por canal (reales) y cuesta lo mismo.

PRESUPUESTO: del presupuesto destinado a ser invertido en un equipo completo, a grandes rasgos, hay que destinar el 50% a los baffles, ya que éste es el componente clave del sonido de un equipo, un 35% al amplificador (o receiver), un 20% al CD y un 5% a los cables de interconección y de parlantes.

BAFFLES: los altoparlantes o baffles deben elegirse cuidadosamente, ya que de éstos depende casi todo el sonido final, y por eso deben seguirse unas reglas básicas. Una síntesis de las mismas es la que sigue:
1º) determinar bien las necesidades tomando en cuenta el tamaño de la sala; en grandes ambientes de más de 3x4 mts. aproximadamente deben usarse grandes baffles, con woofers de 10" y 12". En menores superficies pueden usarse satélites con subwoofers y en dormitorios con minibaffles (con 6&quotwink es suficiente.
2º) si la acústica es muy deficiente (y no se puede mejorar con alfombras, cortinados o tapices) usar baffles de sonido más direccional (tipo THX o midrange de 6" en un 3 vías).
3º) el uso que se le dará: sólo música o también Home Theater y video; en este último caso debe tener un buen manejo de graves (en especial con AC-3 o DTS) o agregar un buen subwoofer doble (con 2 parlantes de 10" o mayores).
4º) determinar las pretensiones personales de calidad de sonido. Por eso es necesario que hayamos oído varias calidades de baffles en buenas condiciones para saber si nos conformamos con una calidad standard (que en ese caso es preferible un baffle chico pero bueno y luego agregar un subwoofer) o pretendemos una muy alta calidad (en ese caso tener la mente abierta y solo juzgar por el sonido).
5º) probar los baffles en cuestión (y comparativamente con otros) con buenas grabaciones. Puede llevar 2 o 3 CD’s de música variada y comparar: el mejor sistema acústico reproducirá más detallado y presente, pero al mismo tiempo debe ser un sonido más agradable y natural.
6º) fijarse qué calidad de elementos usan los baffles en cuestión: el Tweeter debe ser de domo radiante de 1""o menor (o de cinta), los tipo de cono (pequeño parlantito de papel) tienen muy mala definición. Los midrange (medios) y woofers (graves) deben ser de 4" a 6" o de 6" a 15" en los woofers, con conos de polipropileno o materiales nuevos (cerámica, metal, kevlar). Los parlantes deben estar alineados verticalmente (en línea) y muy cerca entre sí (en especial mid & tweeter). Los gabinetes deben ser pesados y robustos (desconfíe cuando vea un gran parlante de 10" o 12" en un gabinete chico, seguramente tendrá graves indefinidos).

Hi-End Audio

El Hi-End se refiere a equipos de audio para uso hogareño, aunque por su calidad superan a todos los equipos profesionales, de la más alta calidad existente de construcción y sonido. Realizados con lo máximo en materiales y tecnología, están por encima de todos en reproducción musical y en novedades técnicas.
Se distinguen también por su tipo de construcción, hechos como un "transatlántico", son muy pesados, robustos y con un aspecto impactante, no por los controles vistosos o "lucesitas" sino por su aspecto sólido, de excepcional terminación y diseño único muy personal.
Los materiales usados son fabricados por pequeñas empresas con desarrollos tecnológicos propios y que están a la vanguardia de la ciencia, generalmente europeos (Dinamarca, Alemania y Francia se destacan) como algunos de Japón (nunca de otros países asiáticos) y USA.
Marcas como KRELL, MARK LEVINSON, McINTOSH, JADIS, MBL, WILSON, APOGEE (y en nuestro país BACH) son claros ejemplos de Hi-End.
Otro punto importante para reconocerlos es que éstas marcas sólo producen equipos Hi-End, sin caer nunca en un nivel menor como el Hi-Fi.
El sonido de estos equipos es sin duda excepcional, con una sensación de presencia, vida, impacto y una "dulce naturalidad" que realmente es cautivante (uno no se da cuenta de ésto hasta que los escucha por primera vez).
Pero estos equipos producen también un sonido terriblemente detallado e informativo, que requiere que todo esté muy bien instalado (la acústica, la corriente de 220V., la ubicación de los baffles, la aislación de vibraciones que afectan al sonido, etc.), bien combinados entre sí los distintos componentes (para lograr un perfecto balance) y por sobre todo muy bien ajustados y calibrados (aquí los accesorios son más que importantes; por ejemplo, con distintos cables se armoniza el sonido).
Evidentemente requiere de expertos que lo asesoren y de audiófilos que se lo instalen y ajusten en su casa.

Desde el primer día la tecnología digital ha causado problema a la comunidad de audio Hi-End. Los primeros CD's fueron claramente primitivos, pero mostrados por quienes los comercializaban, como perfectos.
Los puristas reaccionaban cerrando sus filas, refinando métodos análogos probados, condenando lo digital como herejía musical y frecuentemente ignorando su rápido y real progreso. En un extremo algunos puristas nostálgicos se dedicaron a resucitar diseños de vinilos y válvulas de medio siglo de antigüedad y altos precios.
Pero muchos serios audiófilos, quienes ahora aceptan el CD como su fuente preferida, son forzados a elegir entre equipamiento digital concebido mayormente por ingenieros formados en la tradición análoga. La tendencia es tratar lo digital como un virus a ser contenido convirtiéndolo a análogo lo más temprano posible en la cadena.
Esto es atractivo debido a su antigüedad, pero ciertamente refinar una computadora de calcular de los años ‘50 para correr un programa moderno de realidad virtual, ciertamente rescata lo peor de ambos mundos.
Ha llegado el tiempo de afrontar la música y reconocer la tecnología digital por lo que es: la indicación del rápido desarrollo de la más alta doctrina del audio.
Estamos hablando por supuesto del llamado “camino de la señal pura”. Uno de los hitos entre las verdades de los audiófilos es que el viaje electrónico de la música hacia nuestros oídos debería ser tan corto y sin adornos como sea posible, preservando las frágiles tonalidades de la actuación en vivo. Pero… ¿porqué?. Los audiófilos han rechazado los controles tonales viéndolos correctamente como laberintos electrónicos donde las sutilezas musicales son perdidas o arregladas nuevamente.
Es más, es una confusión de componentes con propiedades de reacción, conectados juntos a través de un "nido de ratas" de cables eléctricos. Cada pieza alarga el camino de la señal y daña la delicada “armonía fase” y otras relaciones que dan forma a la música.
Lo sorprendentemente irónico es que éstas cajas y cables son generalmente armadas para control tonal, un elaborado juego de niños susurrando con cada pieza elegida por la forma en que su voz cambia el mensaje.
¿Porqué no simplemente reemplazar la tonalidad de la corrompida cadena con una conexión digital transparente, particularmente si la fuente de música es digital?
La respuesta es que muchos audiófilos han crecido con ciertas distorsiones análogas y los rituales que las invocan .
Pero hay una mejor manera.

Un sistema debería ser juzgado por la forma en que la totalidad actúa en el mundo real, por ésto es que los componentes deben hablar claramente el mismo lenguaje acústico y eléctrico .
Ellos se comportan perfectamente bien con equipos de otros fabricantes, aunque cantando cuando están en un coro con equipamiento de su mismo pedigree.
Aunque todos los fabricantes Hi-End pretenden ofrecer un sonido "musical" pocos, realmente muy pocos (3 o 4 nada más), consiguen un sonido "vivo", presente e impactante en serio, conservando a la vez la naturalidad del sonido.
Lamentablemente el mercado está plagado de baffles que "suavizan" la música, consiguiendo un sonido "dulce" que es por supuesto lo primero que tiene que cumplir un equipo de audio, ser escuchable, pero como es muy problemático conseguir esta cualidad y a la vez muy baja distorsión de todo tipo (sin ninguna coloración o resonancia) unido con perfecta definición a todas las frecuencias, normalmente se opta por restar detalles y por sobre todo dinámica (impacto) al sonido final.

autor-Diego Chiacchio

Hardcore Extreme Level

Hernán_BsAs

Omnipresente

entradas: 3184

00:38 08/01/2008

2

Muy buen post, no lo había visto. Cómo tienta un buen sistema de audio, pero duele, veremos que se puede armar…
Saludos

Entry Level

diegogabriel85

entradas: 52

19:43 29/01/2008

3

en lo que es sonido, sin duda las potencias valvulares se llevan todos los premios, por algo solo las potencias buenas de marca en USA alcanzan los 3000 a 5000 dolares (potencia Monofonica)
Una vez que escuchas musica en un amplificador a tubos, el technichs, yamaha, etc lo queres prender fuego, ni hablar del aiwa o sony

salut

Extreme Level

jorge yubran

entradas: 1621

06:32 30/01/2008

4
Cita Iniciado por diegogabriel85
Ver Mensaje
en lo que es sonido, sin duda las potencias valvulares se llevan todos los premios, por algo solo las potencias buenas de marca en USA alcanzan los 3000 a 5000 dolares (potencia Monofonica)
Una vez que escuchas musica en un amplificador a tubos, el technichs, yamaha, etc lo queres prender fuego, ni hablar del aiwa o sony

salut

Son distintos conceptos, lo valvular fue y hace rato, el HI-FI no es HI-FI por que si, yo en mi caso prefiero mil veces un ampli digital que uno a valvulas (lease JCM), no hay comparacion entre lo analogico y digital, mas si conoces las diferencias que hay auditivamente,
Pero siempre estan los que aman lo vintage y eso, yo prefiero la innovacion y el progreso y el sonido lo ha hecho mucho.

.