Debe estar conectado para participar
Buscar en los foros:


 






Uso de Comodín:
*    coincide cualquier número de caracteres
%    coincide exactamente un caracter

¿Se viene el colapso de Internet?

No hay Etiquetas
Entrada
Hardcore Extreme Level

010101

Reconquista, Santa Fe

entradas: 6759

18:40 14/05/2007

1

Esto es lo que sostienen varios capos del sector, entre ellos Deloitte Consulting.
Lo decimos en forma de pregunta, porque somos escépticos y porque sabemos que Internet crece día a día a pasos agigantados.

Sin embargo, no podemos hacer la vista gorda, y menos si las conclusiones surgen de empresas como Deloitte, que de esto la saben lunga.

Es probable que muchos digan "Sí, claro, con el Y2K pasó lo mismo y al final fue un blef", pero acá hay un par de cuestiones ciertas e irrefutables: el crecimiento del número de usuarios conectados y de dispositivos de acceso a la Red junto con la popularización de la descarga de aplicaciones de vídeo como YouTube o de la telefonía IP están poniendo al límite la capacidad operativa de Internet.

Ojo, estamos hablando de la Internet "comercial", no de la Internet 2.0 (que será motivo de una futura nota a la brevedad).

Volviendo al tema que nos convoca, los popes de Deloitte, dicen que para fines de este año ya podrían empezar a observarse los primeros problemas como latencia o ralentización del servicio. (Ahora bien, ese problema lo sufrimos nosotros los argentinos desde hace años, o, mejor dicho, desde que Internet apareció en nuestro país. ¿Qué querrá decir esto? ¿Que Internet en Argentina está saturada?) (Léase en tono irónico por favor)

En la actualidad, más de un tercio de todo el tráfico de Internet son aplicaciones de vídeo y audio, que consumen mucho ancho de banda. De hecho, hoy en día, en YouTube casi 40 millones de vídeos son vistos o subidos, lo que equivale a casi 200 terabytes de datos (cerca de 200.000 gigas).

Ahora, imaginen un incremento inesperado en el uso de esta aplicación y tengan presente que los nuevos protocolos de vídeo y voz requieren cada vez más calidad y más ancho de banda, por lo que en algunas ocasiones, los ISPs y las empresas de telecomunicaciones no consiguen cubrir las crecientes necesidades de ancho de banda para soportar el exponencial crecimiento del uso de Internet.

Además, la gestión de los archivos es una tarea complicada y de elevado coste para los proveedores de servicio y los operadores de telecomunicaciones. Así, por ejemplo, de acuerdo con la consultora Infonetics Research, un archivo típico de vídeo en Internet llega a consumir 1.000 veces más ancho de banda que un mensaje de correo electrónico.

Aparte hay que tener en cuenta otros dos aspectos (somos repetitivos, pero las cosas como son, ¿no?) que influirán en la definición de Internet en el corto plazo. Por un lado, la amplia variedad de dispositivos de acceso y, por otro, el incremento del número de usuarios. Todo ello acentúa la necesidad de una mayor capacidad y calidad de servicio.

Ante este escenario, ¿con qué opciones cuentan las empresas de telecomunicaciones y los proveedores de servicio y aplicaciones para satisfacer los nuevos requerimientos?

Una de las posibilidades es desplegar nueva infraestructura que dé respuesta a las nuevas necesidades de ancho de banda y de calidad ya que el acceso a populares sitios de intercambios de videos, produce, además, una concentración de tráfico en zonas determinadas y cuellos de botella en los nodos que canalizan el tráfico. Por lo que estas zonas podrían ser las primeras afectadas por la congestión.

¿Qué pasa entonces con los usuarios? El más que previsible incremento del número de usuarios n Internet y de las aplicaciones de vídeo y de voz en la red provocará que las molestias causadas por la caída en la velocidad de acceso se conviertan en una insatisfacción de los consumidores a gran escala.

¿Qué soluciones hay a la vista?

En pleno boom tecnologico, un grupo de empresas se lanzaron a construir importantes redes submarinas y terrestres de gran capacidad, pero muchas de estas compañías sucumbieron a la caída del mercado bursátil y vendieron sus infraestructuras por unos pocos dólares.

De esta forma, se frenaron las inversiones previstas y se paralizaron los planes de extensión de nuevas redes, que hoy serían más necesarias que nunca.

Una de las soluciones por las que apuesta la industria es optimizar el uso del ancho de banda, priorizando el tráfico de la red en función de su contenido y del perfil del usuario.

Esta propuesta, tecnológicamente muy avanzada, podría acabar con la actual tendencia de "barra libre" potenciando servicios de pago para acceder a distintos servicios que consumen elevadas tasas de ancho de banda.

Así los proveedores de acceso, los ISP, podrían llegar a comercializar "paquetes" a sus "usuarios combinando servicios (email, navegación de Internet, descarga de vídeos o aplicaciones P2P) a diferentes perfiles de usuarios y a distinto precio", explicó un alto ejecutivo de Procera Networks, una de las compañías que apuestan más decididamente por este tipo de solución para afrontar a una posible "crisis" del ancho de banda.

Claro, en nuestro país varias empresas intentaron hacer algo similar (¿Alguien se acuerda de la "barrera" de los 4 GB de descarga o de las denuncias de que ciertos proveedores "cerraban la canilla"?), pero los internautas pusieron el grito en el cielo.

De todos modos, no está dicha la última palabra, ni mucho menos. Habrá que esperar a fin de año, a ver qué regalitos nos trae Papá Noel bajo el brazo.

FuenteataFull