Debe estar conectado para participar
Buscar en los foros:


 






Uso de Comodín:
*    coincide cualquier número de caracteres
%    coincide exactamente un caracter

Operation Flashpoint 2

No hay Etiquetas
Entrada
High End Level

Spetsialnoye

entradas: 657

08:59 07/08/2008

1

Tal vez deberia ir en simulacion, pero bueno, es un FPS tambien

Operation Flashpoint 2: Dragon Rising – Avance

El E3 ha servido para que Codemasters diera más detalles sobre uno de los proyectos más ambiciosos que tienen entre manos y que intentará hacerse un hueco entre los FPS de corte táctico con su realismo y su acercamiento al juego de guerra total.

Operation Flashpoint 2: Dragon Rising es la segunda parte del juego que causó, allá por 2001, un gran impacto entre los usuarios de PC dado su extremo realismo. Pero no con lo que ahora todas las desarrolladoras inciden en que es el "realismo", ese que se limita a una buena física, impactos, iluminación… Operation Flashpoint era realista a la hora de mostrar la guerra en sí, tanto en sus tácticas y armamento como en sus crudos resultados. Al contrario de lo que se está convirtiendo en habitual, que nuestro personaje sane sus heridas "mágicamente", en Operation Flashpoint se muere de un sólo disparo que puede llegar desce centenares de metros. O, con suerte, podía sólo herirnos en una extremidad y así sobrevivir arrastrándonos, siempre y cuando algún médico nos atendiese antes de morir desangrados. Todo en aquel juego buscaba ese mismo realismo y la libertad total para el juegador. Se nos encomentaba una misión y cada uno era libre para cumplirla de uno u otro modo. Si se nos encargaba volar un puente, o bien podíamos esperar a la noche y colocar con sigilo cargas de demolición, o bien robábamos un turismo en una granja, recorríamos media isla hasta una base de carros de combate enemigos, robábamos uno y volvíamos a destruir el puente con él. Libertad absoluta.

Los desarrolladores de aquel juego, los checos de Bohemia Inteactive, lanzaron una segunda parte de su juego, alejados ya de Codemasters, a comienzos de 2007. Dado que Codemasters mantuvo la licencia sobre el nombre de "Operación Flashpoint", Bohemia bautizó su nuevo proyecto como Armed Assault. Ahora, y previsto para 2009, Codemasters recupera la licencia y desarrolla lo que será el asalto de Operation Flashpoint a la actual generación –PC, Playstation 3 y Xbox360- con una historia ligeramente distinta a la que contaba en su primer juego. Los enemigos de antaño serán ahora aliados.

China se ha convertido en una de las mayores potencias a todos los niveles del mundo. El país asiático encuentra en una pequeña isla dominada por Rusia una fuente imprescindible para su crecimiento: el petróleo. Igual que en los conflictos actuales, el crudo se convierte en el motivo del conflicto de Dragon Rising. Rusia, superada por la amenaza china, pide ayuda a los Estados Unidos para recuperar su terreno. Los, casi siempre, buenos de la película llegan al rescate para acabar con las intenciones del país oriental. Y con ellos, el jugador toma el mando de la situación.

La acción se desarrollará entera en esta isla, que ha sido reproducida fielmente en base a la realidad. Llena de edificios, pueblos, diferentes caminos, valles con montañas y grandes bosques, el entorno que el jugador tendrá en cada momento servirá también como arma para conseguir superar la misión. El realismo impregnado en el escenario hace que el modo editor preparado para el juego se base en marcar los objetivos, localizaciones de las tropas, climatología y momento del día, ya que el mapeado en sí es inamovible.

Durante la presentación del juego, Codemasters mostró un tráiler basado en cinemáticas y una serie de imágenes a modo de ejemplo sobre cómo esperan tener acabado el juego para su lanzamiento. Lo visto, si cumple las expectativas, puede convertirse en referencia del género por la cantidad de detalles, enemigos en pantalla y efectos que se pudieron ver. El tráiler también sirvió para hacerse una idea de la grandeza de cada una de las batallas en las que el jugador deberá enfrentarse, con ataques aéreos complicando la misión, la aparición decisiva de según que vehículos de guerra y las distintas posibilidades de acabar con los objetivos con ataques lejanos, frontales o emboscadas por ejemplo.

Inteligencia Artificial con mayúsculas
Codemasters quiso remarcar la importancia que tendrá la IA aplicada en el juego. La intención es tener unos enemigos que sean capaces de reaccionar de maneras distintas cada vez según los condicionantes. El realismo que se le está aplicando es tal que en iguales situaciones, las reacciones de la IA puedan ser totalmente distintas –de este modo, una vez recibiremos un ataque aéreo por sorpresa, y en otra nos depararán una emboscada a través del bosque, por ejemplo. El tipo de tropa que lleve el jugador, las armas y la información de la que disponga, así como las condiciones del terreno serán clave para toparse con una reacción u otra del enemigo.

Precisamente el terreno jugará un papel fundamental en el desarrollo de las misiones. La climatología hará que podamos sufrir más de la cuenta si nos encontramos en un ataque con vehículos en medio de un terreno enfangado, afectando a la estabilidad de los coches y también a la velocidad de las tropas rasas. Todo lo que hay alrededor de esta guerra será, en principio, destruible. Edificios, pueblos, bosques… nada queda a salvo en la batalla entre USA y China. A esto se le añade el sistema de daño del jugador, que puede morir lentamente dependiendo del tipo de arma que le haya alcanzado y que tendrá una muerte segura si no se recupera –lejos de la autorrecuperación de vida tan de moda en los shooters actuales.

Las misiones secundarias, de hacerlas o no y de acabarlas con éxito o fracasar, pueden variar y mucho el curso de la misión principal, dando variedad a las situaciones que se puede encontrar el jugador según el desarrollo que consiga llevar a cabo.
Jugablemente, Dragon Rising es ambicioso. Se trata de un shooter táctico, por lo que tan importante es ser bueno con una arma entre los brazos como mandar correctamente a las tropas. La profundidad de las acciones a realizar se combinará con un sistema de órdenes similar a Rainbow Six: Las Vegas.

Codemasters ha dejado claro que en esta ocasión, los compañeros de batalla no son meros esclavos de nuestras órdenes, y pueden dar su opinión sobre una estrategia a su juicio equivocada e, incluso, hacer fracasar la misión por su disconformidad. Otro de los puntos interesantes es el hecho de poder ordenar distintas cosas a distintas tropas de manera simultánea, aunque no se especificó cómo acabaría todo implementado en el control, sobre todo en el de consolas.

En total, la trama principal consta de seis días de guerra divididos en tres o cuatro misiones cada uno. Este modo contará con un cooperativo para dos jugadores, aunque las opciones multi no acaban aquí. Hasta ocho jugadores estarán preparados para jugar juntos en misiones especiales. El modo on-line no queda corto de ambición. Codemasters quiere meter hasta 32 jugadores simultáneos que, además, tendrían a sus órdenes decenas de NPC’s para montar auténticas batallas en la red. De este E3 hasta su salida, el 2009, toca dar forma a las cifras dadas, al aspecto visual prometido y definir un control que puede alzar a lo más alto, o en caso contrario hundir el trabajo alrededor del juego, si la implementación no está a la altura. También esperamos que la adaptación del juego a las nuevas plataformas no pase factura a uno de los mayores atractivos de la ya saga; su extraordinario realismo y, por extensión, su dificultad.

Fuente Meristation

Mother:Biostar TA790GX 128MMicro: Phenom II 920Memoria:2x2GB GSkill Pi Black 1066Mhz
Video:GIGABYTE GTX 460 1GB Fuente:Satellite SL-8600EPSGabinete:Saikano X-22